Logotipo del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas
Imagen de la Contratación Centralizada

Soy empresa

La Dirección General de Racionalización y Centralización de la Contratación gestiona la Central de Compras del Estado a través de la convocatoria de contrataciones centralizadas.

Puedes consultar nuestro catálogo de contratos en vigor, así como los contratos que próximamente se licitarán y que se detallan en el Plan Anual de Contratación.

Si aún no has contratado con la Administración consulta la sección “Cómo participo” donde encontrarás una pequeña guía de los pasos necesarios para llegar a ser un proveedor de la Administración General del Estado.

También para PYMES

La demanda acumulada de los diversos departamentos y organismos supone per se una potencial economía de escala,  pero desde la DGRCC se han adoptado las medidas para evitar que el proceso de centralización afecte negativamente a la competencia en determinados sectores y pueda suponer una limitación del acceso de las PYMES.

Por ello, en esta línea de fomento de la competencia, se busca la implicación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), mediante la solicitud a este organismo del informe previo de los pliegos reguladores de los procedimientos de contratación.

Además, se valora la conveniencia de que dicha demanda no sea satisfecha con carácter general por una sola empresa. Para garantizar que las PYMES puedan acceder a los contratos centralizados se utilizan diversos mecanismos:

  • División en lotes: fomenta que los adjudicatarios de un mismo servicio puedan ser varios. Así, en el caso de la Fase I del contrato de limpieza en la Comunidad Autónoma de Madrid se han establecido 11 lotes, en el contrato de servicios postales 4 lotes, etc.

  • Limitación a las empresas para presentarse a los lotes: en el caso de la Fase I del contrato de limpieza o seguridad los licitadores tenían una limitación para presentarse a los diversos lotes. Esta medida es claramente beneficiosa para la Administración al tiempo que constituye una apertura hacia la PYME. La presencia de PYMES es particularmente importante en estos sectores, de modo que fomentar su presencia en estas licitaciones favorece que cada licitador optimice su oferta hacia aquellos lotes en los que puede realizar una propuesta más competitiva al tiempo que consigue una diversificación en la adjudicación.

  • Reserva de lotes a Centros Especiales de Empleo: en el contrato de limpieza citado existe un lote reservado a este tipo de entidades. Estos centros especiales se caracterizan porque un determinado porcentaje de su plantilla han de ser trabajadores discapacitados. Esta medida incide tanto en la política de aumentar el espectro potencial de posibles licitadores como  supone una clara apuesta de la contratación pública por las políticas sociales de inclusión.

  • Dejar fuera del ámbito de la centralización en algunos casos, adquisiciones de cuantía inferior a 18.000 € (contratos menores). De esta forma se puede contratar con empresas de reducida dimensión.

  • Modulación de los criterios de solvencia en todos los contratos y acuerdos marco: se ha buscado un equilibrio entre la lógica necesidad de contar con licitadores solventes y la conveniencia de establecer unas exigencias susceptibles de cumplirse por un amplio número de empresas.

  • Ponderación de los criterios de valoración de las ofertas (características técnicas, precio, cobertura territorial, etc.) que permita a las PYMES optar a la posible adjudicación de estos contratos.

  • Aprobación de cláusulas o condiciones que puedan favorecer la subcontratación de la empresa adjudicataria con otras empresas de menor tamaño.

  • Posibilidad de adjudicación de los contratos a uniones temporales de empresas (UTE) que, por sus características, resultan un vehículo especialmente adecuado para la incorporación de pequeñas y medianas empresas.

Estamos abiertos a cualquier sugerencia para mejorar la información que publicamos en este Portal y agradecemos tu colaboración.